lunes, 29 de marzo de 2010

Srta Dolor, domadora de tristezas.



Tras el telón de la valentía y empapada en su propia sombra, Srta. Dolor aguarda salir a escena.
Su mirada baja, apenas sostenida por el derroche y la estafa de la purpurina, no brilla.
Su rostro, agujero del alma, pálida ostentación desfigurada, exhibe su boca encadenada al fantasma de un beso muerto, que se seca.
Ropaje extravagante, el disimulo la antecede. No la viste, tan solo la desnuda.
Atrás, inmediatamente atrás su tristeza.
Obediente pesadez, gigantezca cautiva gris que llena sus espacios; compañera y carga.
Afuera, el circo de la vida las anuncia.
Srta. Dolor acerca su mano a su elefante y le dice casi en susurros: Vamos preciosa, aferrate a mi que vivir vale la pena!

6 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Yo creo que a lo único que sí vale la pena aferrarse es a la vida misma. Pero nada más. Ni a alguien ni a algo.

Muá :D

TORO SALVAJE dijo...

La Srta. Dolor me parece muy interesante.

Saludos.

mig dijo...

Puedo coinsidir con la siberiana, pero es tambien una linda tarea la de ser el sosten de alguien que quiere vivir

Gwynette dijo...

La srta Dolor es como una ave negra que planea sobre nuestras cabezas, esperando un momento de desprotección para darnos un picotazo donde más nos duele, al lado izquierdo del pecho. No valen corazas, ni sostenes ortopédicos, ni chalecos antibalas. Como no es perezosa, como no se fija horarios, como no tiene vacaciones y cuando hace huelga, és a la japonesa...siempre tiene las de ganar, la muy jodía !
Un abrazo grande :)

mig dijo...

Jajaja gracias por las palabras, pero en realidad los que causan espanto somos nosotros y llevamos todo al exterior, quizá para no sentirnos culpables de lo que cometemos cuando dejamos morir el amor, pero fíjate que aquí las cucharas en las tazas en realidad hacen otra cosa, dibujando letras de un nuevo comienzo, borran ese miedo que se le tenia por un fracaso lejano, cada vez mas lejano en la taza…

Un gran abrazo maestro

AlBordeDeLaTaza dijo...

Para mi es tanto el placer de tenerlos a la mesa, que no se otra cosa que decir :
Gracias!!!