domingo, 28 de marzo de 2010

La Silla



La vida esta llena de ausencias y presencias intermitentes, que dejan de sentarse para poder irse y paran de venir para poder quedarse.

3 comentarios:

Madame Vaudeville dijo...

La silla de la reina que nunca se peina, un día se peinó... y el que fue a Sevilla perdió su silla :)
Ah, la vida...
Me gustó. Un besito.

Gwynette dijo...

Qué breve, qué certero, qué poetico...y doloroso :)
Un abrarzo, Daniel

AlBordeDeLaTaza dijo...

Para ambas SILLITA DE ORO !!! Besos y Gracias !