lunes, 19 de abril de 2010

Supervivencia



La artimaña fue observarte tanto y tan intenso que agote hasta la ultima de mis miradas. Me vacié de ellas.
Hoy puedo ver... ... pero afortunadamente no mirarte.
Y eso me salva.

5 comentarios:

mig dijo...

Pero Mario nos pidio que no nos salvemos!

Espérame en Siberia dijo...

Hágase tu voluntad :)

Lady Byron dijo...

Y tras el vacío... ¿la luz?
Besos,

AlBordeDeLaTaza dijo...

Gracias de los 3 comentarios logre un milagrooooooOOO ! Jajaja.
Abarzos , me gusta su compania !

eMiLiA dijo...

Ver, pero no mirar(te)

Interesante.

Debo volver.

Un abrazo