martes, 20 de abril de 2010

Diversión




- Necesito esconderte, necesito esconderte, necesito esconderte, necesito esconderte! repitió insistentemente esa voz en mi cabeza.
Mi sangre exasperó al oírla, movilizando así a mi todo; que atravesó la avenida sin mirar para ir directo a la solución y meterse en ella.
- Dos boletos, por favor.Un pase a mi escondite.
Primero subió mi alma, de su mano y a los tirones mi cuerpo.
- Necesito esconderte, necesito esconderteeeeeeeeeeee !!! sonó otra vez la voz, pero ahora a los gritos.
Y ocurrió.
Una vuelta, otra, tres, cuatro, otra más y así muchas ... en cuanto me di cuenta yo ya no era nada.
- Gracias !!! - susurró la voz.
- por nada- le respondí, mientras desaparecía.

Y me hice ruidos, luces, gente, risas, música. Todo.

4 comentarios:

Lady Byron dijo...

Cuando Pepito Grillo enmudece se escucha mejor la música. Festival de otoño en Baires, y yo tan lejos...
¿Una vueltecita a la noria? Un boleto solo de ida please.
Besos,

Espérame en Siberia dijo...

¡Pero qué foto!

Y claro que escucho tu latidos, mon amour :)

eMiLiA dijo...

No sé por qué me salteé esta entrada al llegar.

Me diste energías para empezar el fin de semana!

:)

AlBordeDeLaTaza dijo...

Señoritas x 3, mis reverencias !