jueves, 9 de septiembre de 2010

Inducir al tropiezo




Hoy tengo toda la intención de lograr NO llegar hasta donde vos titilas.
Por ende me coloque un par de gafas desfasadas de visiones, me empape la nariz con desconciertos, mezcle mis oídos batiendo su equilibrio y raye los planos de esta idea por perderme.
Me desnude sin ropas para así privarme de cualquier riesgo de exhibirme y en los pies deje puestas mis zapatillas más bizcas y suicidas.
Llegare ?

13 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Ya has llegado al escribirlo.
Estás condenado a verla brillar.

Saludos.

Alís dijo...

Has llegado más allá. Ahora también titilas tú...

Besos

Lady Byron dijo...

¿Importa la meta? ¿Importa el camino?
Decisiones y coherencia...¡ufffff!
Besos,

Respirando entre palabras. dijo...

Llegarás? Como no hacerlo si mueres por estar ahi...
Besote

Ardid dijo...

No importa la meta porque te olvidas de lo que se cruza por tu camino.

eMiLiA dijo...

¿Ese era el secreto?

Te lo robo!!

Un abrazo!

lemaki dijo...

Sin ver, sin oir, sin oler, sin tocar... solo te queda un sentido con el que llegar... sin duda, hallarás ese temblor o agitación.

Preciosas palabras.

saludos.

José 'Azucarero' García dijo...

A veces lo importante no es llegar, sino viajar eternamente.

Saludos

J.

Tincho dijo...

lo dudo, a vos lo que claramente te encandila...no lo percibis por los ojos...no te entra por los 5 sentidos...te llega de otra forma...no deja de titilar...

la solucion pasa por otro lado...seguramente pasa por otro lado...

indigo dijo...

El intento de escapatoria es la confirmación de que ésta es imposible.
Un abrazo

mig dijo...

Prepararse para el vieja es un comienzo no?

Kerenski dijo...

Voy a intentarlo. No suena nada mal. Y cuando se está desesperado, se hace lo que sea.

Saludos.

Mar dijo...

...estoy segura que proponiendose algo, no hay límites en esta vida.

Que bien escribes, te felicito.

Saludos

Mar(...una humilde vendedora de humo)