miércoles, 14 de julio de 2010

Venganza.



Ella guardo en su bolso:

Una idea injuriosa.
Un reloj de horas justas y agujas filosas.
El labial que recupera el rojo rencor de sus besos.
La misma moneda con la que él le pago una desilusión.
Un paquete de chicles para masticar el castigo y 3 palabras para gatillarle un Adiós!.

9 comentarios:

AutoeStigma-O.O dijo...

Muy Bueno!

Lady Byron dijo...

"Lo nuestro duró
lo que duran dos peces de hielo
en un güisqui on the rocks,
en vez de fingir,
o, estrellarme una copa de celos,
le dio por reír.
De pronto me vi,
como un perro de nadie,
ladrando, a las puertas del cielo.
Me dejó un neceser con agravios,
la miel en los labios
y escarcha en el pelo."

Me llevaste ahí...
Besos,

Sara dijo...

Mejor que guardarlo en el bolso hubiera sido azotárselo en la cara.
Luego los bolsos pesan y nos duele la espalda, la cervical, la cabeza...

Salomé dijo...

labial rojo... mmm...

Esme dijo...

Hermoso...

eMiLiA dijo...

Es que cabe de todo en la cartera de la dama...!

Un abrazo!

Espérame en Siberia dijo...

"Ya no te amo, mi amor"

mig dijo...

hay mujeres que saben golpear

TORO SALVAJE dijo...

Ella va completita.

Saludos.